BACALAO CON GARBANZOS

Llega los carnavales, la cuaresma y la semana santa, por lo que llega un montón de platos típicos de esta época. Vamos empezar por un plato de cualquier época fría del año, en especial de la cuaresma.
Importante que tanto el bacalao como los garbanzos sean de primera calidad.

 



Ingredientes:

  • 500 grs. de garbanzos D.O
  • 500 grs. de bacalao
  • 2 cebollas ( una para el sofrito y otra para el caldo)
  • medio pimiento rojo
  • medio pimiento verde
  • 1 puerro
  • 1 cucharadita de azafran
  • 2 cucharada de tomate frito casero
  • harina(para rebozar)
  • perejil
  • sal
  • aceite

  1. La víspera, ponemos los garbanzos en agua( que los cubra) y dejamos en remojo. El bacalao si es salado, necesitará, dependiendo del grosor, también unas 24-48 horas de remojo en agua fría.
  2. Utilicé dos colas de bacalao, a las que les sacamos la espina central y con ésta, una cebolla y una ramita de perejil, preparé un caldo para incorporara mas tarde.
  3. Picamos la cebolla, el puerro y los pimientos.
  4. En una cazuela de barro, puse unas 3 cucharadas de aceite, preparé el sofrito con las verduras picadas. Añadí el azafrán.
  5. Colamos el caldo de pescado y lo vertí sobre el sofrito.
  6. En el momento que empezó a hervir de nuevo, le puse el tomate frito casero y añadí los garbanzos. Hay que añadirlos siempre con el caldo hirviendo, pues de lo contrario se pone algo duros y no acabarían de cocer nunca. Si hubiese que añadirle más líquido, lo haríamos siempre hirviendo para que no frene la cocción de los garbanzos. 
  7. Dejamos hervir cubiertos y a fuego medio durante una hora. 
  8. Mientras cuecen los garbanzos, no hay que olvidarse del bacalao. Cortamos en trozos, en tamaños no muy grandes. Las rebozamos ligeramente en harina y sofreímos durante un par de minutos. Ahora reservamos hasta que estén los garbanzos.
  9. Cuando los garbanzos hayan cocido lo suficiente, es decir, que estén blanditos pero sin estar deshechos, probamos de sal. Teniendo en cuenta que luego el bacalao, aunque desalado, le va a añadir sabor. Rectificamos y colocamos por encima el bacalao.
  10. Dejamos que hierva todo junto durante un par de minutos. No es mucho tiempo, pero teniendo el cuenta el calor que "guarda" la cazuela de barro, seguirán cociendo algún minutito más. Agitaremos la olla haciendo movimientos circulares, para que el bacalao suelte su gelatina y nos espese la salsita.
  11. Dejamos reposar el guiso un ratito antes de servir. A todas las legumbres les gusta tener un tiempo ,antes de ser devoradas.


Fuente:Lechuza
Publicar un comentario

Entradas populares